dificil año

Después de un 2010 mejor del esperado se nos presenta un 2011 en el que casi todo el mundo está de acuerdo que va a ser muy complicado. Puede parecer que por momentos la economía mundial se vaya a arreglar pero lo lógico es que no sea así. Es probable que volvamos a tener serias tensiones en los mercados de deuda soberana y situaciones complicadas de entidades financieras. Parece razonable esperar para tomar posiciones definitivas. Refugios como materias primas, minerales preciosos, incluso petroleo pueden ser buenas alternativas de inversión. Mejor fuera de Europa y mejor apuntando a paises con abundancia de materia prima y con largo recorrido en desarrollo. Suerte