La liquidez inyectada por el Gobierno, no nos llega

De momento el esfuerzo “de todos” solo ha servido para que el sector financiero español, en general, se haya reforzado en sus balances (que no es poco). Siguen muy preocupados en sí mismos, sin pensar que si no habren el grifo esa inyección va a ser pan para hoy y hambre para mañana. Todos piensan…… ¡Que ponga la pasta el otro! Y el problema es que nadie pone la pasta. Así van cayendo empresas. Primero las más débiles desde el punto de vista patrimonial (que no de negocio) y luego caerán las menos débiles. Esa una bola que se retroalimenta, y como no se de un paso al frente general de todo el sistema financiero vamos directos al desastre. Es una buena forma de cargarse la economía de todo un país. Que verguenza!