Bernard Madoff

Por si no tenemos bastantes problemas, uno nuevo aunque en realidad es un asunto muy viejo. Con la aparición de los Hedge Funds se abrió la puerta a un nuevo mundo de fantasia, con posibilidad de obtener buena rentabilidad a través de sistemas y procedimientos financieros (en su mayoría basados en derivados) en los cuales se podía ganar dinero tanto en mercados alcistas como bajistas. La idea es buena pero el riesgo es mayor. Sobre todo si tenemos en cuenta el papel que en la práctica desempeñan los depositarios (principalmente) y los auditores de los fondos. En realidad se dedican a cobrar y a otra cosa, y una vez más se vuelve a demostrar. Ser depositario debe suponer algo más. Su supervisión es crítica ya que permitiría atajer el problema desde la raiz. Cuando ya intervienen CNMV o FED el daño ya es irremediable. Creo que esta figura (la del depositario) debe obligatoriamente realizar un seguimiento diario de todas las operaciones realizadas por las gestoras de los fondos, y no permitir valoraciones “alegres” de mercados ilíquidos o poco transparentes. Si esto lo aplicáramos a todo el sistema financiero mundial, otro gallo nos cantaría.

16 de diciembre de 2008 - Esta entrada fue publicada en Noticias. Marcar el permalink.