En momentos difíciles de mercado, 1 de cada 3 inversores cambiaría de asesor

Cuando los mercados van mal, aparecen las debilidades. ¡Tenía que haberlo visto! ¡Estaba claro! ¡Es demasiado arriesgado! ¡Yo lo habría hecho mejor! Hay malos asesores, pero también hay malos clientes. Unos y otros han de estar a la altura y eso depende de varios factores como “saber estar” “sentido común” e incluso “educación” en algunos casos. El giro de los mercados ha sido doloroso pero esto no ha hecho mas que empezar. Cuando los clientes lleven dos años de corrección en los mercados y en sus bolsillos ………………

2 de septiembre de 2008 - Esta entrada fue publicada en Noticias. Marcar el permalink.