¿Por qué no te callas?

Lo de algunos dirigentes sudamericanos es lamentable. Sin educación ni saber estar, se les consiente casi todo y tienen mucho poder. Resulta difícil enfrentarse a ellos y hacerles callar. Bien por Zapatero y bien por D. Juan Carlos. Esperemos que esto no tenga repercusiones para las empresas españolas afincadas a ambos lados del “charco”, en las cuales cada día son más importantes en sus resultados las buenas relaciones con estos países con precaria estabilidad política.

12 de noviembre de 2007 - Esta entrada fue publicada en Mercados. Marcar el permalink.